Un salto a la Literatura Popular Española de Andrés Hernández


Esto de los blogs no es nada nuevo para mí. Es más, no sé cuántas veces he intentado empezar un blog pero luego lo olvido, pierdo la contraseña para actualizarlo y lo dejo como suelo dejar muchas cosas cuando pierdo el interés, siendo esta una de mis grandes debilidades. Siempre he sido caprichoso, lo sé… Y por eso me da por explorar mundos nuevos, situaciones nuevas, colores, matices, sentimientos de una manera tan intensa que me hace llegar al punto del repudio y rechazo. Cuando me colmo de tanto de lo mismo me aburro y lo dejo para explorar un poco de otra cosa que se me pasa por la cabeza. Raras veces persisto en algo y cuando lo hago es porque realmente me apasiona, como la obsesión de aprender a tocar el violín. Me encanta el hecho te tener un instrumento tan cerca el cual siento que es una extensión de mis extremidades, con las cuales saco notas musicales a veces melodiosas… A veces estridentes… Pero siempre con mucho sentimiento.

Para no hacer más larga esta introducción a la intromisión del blog de mi amada, todo empezó cuando le hice la propuesta indecente de usar su blog para escribir breves y esporádicos artículos sobre un pequeño salto a la literatura popular que di hace poco en Fuerteventura. Creo que desde que terminé la carrera y el máster en derecho internacional (el máster lo usé como excusa para aprender Alemán, lengua que me apasiona tanto como el violín) no leía tanto. Y es que lamentablemente el trabajo nos corta las alas para hacer volar la imaginación, para explorar ese mundo literario de tantas oportunidades, cuyo objetivo es trasladarnos a sitios maravillosos que sólo estos seres especiales llamados escritores nos pueden deleitar con el poder de la palabra. Como Belén siempre me dice, su objetivo del blog no es ni más ni menos para no olvidar los momentos felices que pasamos cuando algo nos impacta. Es para el futuro, para no olvidar lo que hemos visto, hecho, vivido, leído… Y todo se relaciona con una sola cosa: el arte en todas sus formas. Esta separata esporádica del blog de Belén no es más que para nosotros mismos y para el reencuentro futuro con nuestro pasado. Para dejar un legado y no olvidar que hemos vivido... Que nos hemos divertido muchísimo.

Escrito por Andrés Hernández G.

Comments