Saturday, 2 August 2008

El arte de traumatizar al público "Lago de los Cisnes" de Raimund Hoghe (Dublin dance festival 2006)




El arte, independientemente de lo que se considere como arte, tiene un objetivo fundamental: impactar. Si el arte logra su objetivo se hace inolvidable, perenne, revolucionario... Pertenezco al grupo de espectadores del populus que tiene un concepto del arte como algo estético. Lo estético es como siempre muy relativo y por ende, respeto a todo aquel que tenga buenas críticas sobre el "Lago de los Cisnes de Raimund Hoghe". No me considero un experto en cuanto al arte moderno y mucho menos pretendo convertirme en un crítico de arte, cuando carezco del conocimiento para ello.

Tal como lo he mencionado anteriormente, esta pieza musical maravillosa puede convertirse en uno de los tantos traumas para aquellos que estén de acuerdo con mi opinión. Y hablo de trauma porque las expectacivas que tenía eran conservadoras y muy convencionales. Esperaba ver nenas en "tutu" en puntitas bailando al ritmo Tchaikovsky. Sorpresa la mía cuando el cisne resultó ser un jorobado desnudo poniéndose hielos en sus deformidades en medio del escenario.

Mi trauma empieza cuando un grupo de tarados se quedan estáticos durante 30 minutos frente a la audiencia. Estos fueron los 30 minutos más largos y agobiantes de mi vida. No sabía si reir, si decirle a Belén que nos fuéramos, si llorar, si salir corriendo. Dormir no podía! Me había tomado un café justo antes de la función.

Después de los 30 minutos, el mismo grupo de jóvenes alemanes arítmicos empezaron pretender bailar, a hacer ruidos siniestros y a soplar servilletas acostados. Mi ilusión de ver la bailarina que ponían en el cartel por fín se hizo realidad por sólo 10 minutos de actuación. Esos 10 minutos de baile clásico amortizaron lo 30 € que pagamos por las entradas. Al final de la actuación el jorobado desnudo se baña en harina para pretender ser el cisne, acentúa sus deformidades con posturas dolorosas para su condición con el temor del público, y en especial de mi mujer, de tener que ser testigos de sus zonas pudendas... Si es que las tenía.

Es esto arte? No lo sé. A lo mejor sí porque nunca lo olvidaré.

Escrito por Andrés H. para mi mujer!


4 comments:

Grechen said...

Nunca olvidaré esta actuación donde por primera vez ví a un jorobado (con todos mis respetos a los jorobados)totalmente desnudo echándose harina, pasándose hielos por todo el cuerpo.. creo que debo ser muy tradicional o muy poco abierta mentalmente pero para mí un clásico como el lago de los cisnes no se puede destrozar de esa manera! Cual fue nuestro mal sabor de boca que al día siguiente los 5 que fuimos a ver el lago,nos compramos entradas para ver danza de verdad porque sin que se olvide, era un festival de danza!

Luisa said...

soy luisa! pero de verdad era jorobado? que asquillo, no? Parezco maligna, pero es que los jorobados y los enanos me dan mal rollo. Aunque supuestamente los hunchbacks te dan suerte si les restriegas la mano por la joroba! Igual debias haber hecho eso! Saltar al escenario y todos a sobarle, jeje. NO sabia que tenias un blog, te visitare de vez en cuando.

besitos y a tu wife too.

Grechen said...

Hey Luisa si,si que era jorobado,era el cisne protagonista.A mi no me daban mal rollo hasta que tuve que pagar 30 euros para ver a uno en pelotas jajaj el blog es principalmente mio pero quiero que andrés escriba también de vez en cuando como ha hecho esta vez!

Anonymous said...

pos a mi si que me gusto... no, en serio... la verdad es que salimos bastantes decepcionados del teatro... en mi opinión, este re-make, como perfomance en alguna exposición de arte o para un festival alternativo lo hubiera visto "correcto" porque te puedes imaginar a lo que vas. Pero decir en un festival de danza que vas a ver el lago de los cisnes pues la verdad, te esperas otra cosa... sludos!

Places to See